Como entidad apostamos por las personas, centramos nuestra intervención en criterios de coherencia, ética y transparencia y queremos trabajar para:

  • Convertirse en una entidad de referencia para las personas con discapacidad intelectual y sus familias; que tengan un lugar donde se sientan escuchados, tratados con dignidad y donde se sientan bien atendidos, a través de un trato familiar y cercano
  • Convertirse en una entidad profesional con una estructura consolidada y con una gestión transparente, que siga criterios de calidad y se caracterice por buenas prácticas profesionales y un modelo de referencia para el sector.
  • Convertirse en una entidad integrada en el entorno comunitario, que sea participativa y abierta a los ciudadanos.